Directiva del PSUV y presidenta de la ANC en rueda de prensa luego de la victoria del 10-D. Foto: Agencias

En su primer boletín el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la participación de 9 millones 139 mil 564 de votantes, un 47.32% de los registrados en el padrón electoral. Aunque al momento del anuncio no se habían definido los resultados de varios municipios del país, se habían transmitido un 97.02% de las actas de escrutinio que le adjudicaban al chavismo más de 300 de los 335 municipios que fueron a medición en esta justa electoral.

Además, el chavismo también ganó la gobernación del Zulia, el estado demográficamente más importante del país cuya elección de Gobernador tuvo que repetirse.

Según reseña el portal Misión Verdad, sobre estos resultados es oportuno analizar un conjunto de factores:

1. Seguidilla triunfal del chavismo. Desde finales de julio de este año hasta el 10 de diciembre, un lapso de 140 días, se han efectuado tres procesos electorales en los cuales el chavismo ha remoralizado y repotenciado su poder de convocatoria electoral.

2. La paz política y los votos. El poder del voto como arma política ha logrado contravenir la imposición de la violencia que desestabilizó a Venezuela durante 2017.

3. El apresto electoral del chavismo. El chavismo nuevamente puso a prueba sus capacidades de convocante y movilizador electoral consagrándose como una indiscutida fuerza motriz, muy difícil de derrotar, aun en tiempos de adversidad económica y social.

4. Se descolocan nuevamente algunas estadísticas. Sucesivamente la oposición venezolana ha insistido, que el rechazo al chavismo es igual o superior al 80% de la población. El resultado electoral reitera la falsedad de esas cifras.

5. ¿Ganó la abstención? Ciertamente la participación del 47.32% del registro electoral deja una abstención superior al 50%. Sin embargo esta es una participación superior a los estándares de elecciones a nivel presidencial en otros países latinoamericanos.

6. Las capitales. El chavismo se alzó con 22 de las 24 capitales de estados del país, incluyendo el Distrito Capital, Caracas. Ganó municipalidades importantes como Maracaibo, Barquisimeto, Puerto Ordaz, Valencia, Sucre, entre otros.

7. Persiste la polarización. El chavismo y los partidos políticos de la oposición siguen siendo los dos sólidos pilares de la confrontación electoral en Venezuela.

8. La gestión en la coyuntura. Un elemento convocante y movilizador del chavismo en estas elecciones ha sido la capacidad de respuesta del Gobierno central en el marco de coyuntura económica actual.

9. El chavismo sí derrotó a la oposición. Antes de estas elecciones, tres partidos de los 24 que integran la oposición venezolana decidieron no ir a municipales, pero sus dirigentes locales se ubicaron en tarjetas de otros partidos. El resultado de tan fatal estrategia fue una presentación ambigua de los abanderados políticos opositores frente al electorado.

10. División en el antichavismo. La falta de cohesión política de la oposición se ha hecho sentir, al punto de llevar a la máxima expresión su desmembramiento táctico.

11. El factor abstencionista. El antichavismo sigue lidiando con los dramáticos efectos de su escalada violenta de este año, la cual fragmentó transversalmente a la oposición desde sus dirigentes hasta sus seguidores.

12. El factor de gestión local. Muchos municipios en manos de la MUD han pasado a manos del chavismo, lo cual se explica también por el agotamiento de la coalición como referente de gestión local.

13. La inercia de la depresión electoral. Sobre las elecciones municipales pesó una sensación de malestar generalizado que se acentuó luego de las elecciones regionales de octubre.

14. Finaliza el año 2017. El presidente Maduro ha sido presentado como principal abanderado del chavismo para las presidenciales del próximo año. Cierra 2017 como el máximo estratega político, superando avatares inéditos y contra todo pronóstico.

15. Presidenciales. La convocatoria a elecciones presidenciales queda a designios de la Asamblea Nacional Constituyente y a los diálogos que el chavismo sostiene con la oposición en República Dominicana justo por estas fechas.

ELABRELATA / MISIÓN VERDAD