Para la oposición, la abstención previa a las elecciones regionales era el gran enemigo a vencer, por supuesto asegurando que quien la promovía eran el gobierno y el CNE, y a quien favorecía era al gobierno.

Luego de que el 15-O significó un gran revés electoral para este sector político, del cual pocos hacen “mea culpa”, los principales partidos -con excepción hasta el momento de UNT- llaman a “no participar”.

¿En un proceso que igual se realizará, esto no es lo mismo que abstenerse? Al parecer se trata de una questión de lenguaje:

(Click en las imágenes para ampliar)

ELABRELATA