Foto: Agencias

Desde finales de 2016 hasta la fecha, las principales cestas petroleras se han recuperado más de 26% luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y 11 productores externos acordaran reducir su producción en casi 1,8 millones de barriles diarios (MBD).

Este convenio ha contribuido a combatir la sobre producción de crudo e impulsar el precio del petróleo por encima de los 50 dólares, una cotización superior a los 30 dólares por tonel que marcaron los indicadores petroleros en el primer trimestre del año pasado, el precio más bajo en los últimos 14 años.

El acuerdo global, cuya prórroga será objeto de debate este jueves en Viena, Austria, ha mantenido la cesta 0pep por encima de los 51 dólares este 2017; algo más de 10 dólares en comparación con los 40,76 dólares que promedió en 2016.

En el caso del crudo Brent, de referencia en Europa, esta cesta también ha experimentado un alza superior a los 10 dólares (22%) tras pasar de 44,98 en 2016, a 54,98 este año.

Lo mismo ocurrió con el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos, cuyo promedio de 43,32 dólares en 2016 escaló y se ubica en 51,21 dólares en lo que va de año, algo más de 18%.

El acuerdo de recorte ha sido una de las herramientas utilizadas por los principales productores de crudo para frenar el alza de los inventarios, que se han visto saturados en los últimos tres años por la sobre producción de lutitas por parte de Estados Unidos.

Se prevé que la extensión del acuerdo, que vence en junio, se produzca este jueves en Viena en una reunión que sostendrá la Opep con otros países productores, en el marco de la conferencia ministerial número 172 del bloque.

El encuentro se producirá en medio de un ambiente de optimismo tras las recientes posiciones de Arabia Saudí y Rusia, los dos productores más grandes del mundo, quienes se manifestaron a favor de prolongar el pacto por nueve meses más, hasta marzo de 2018.

Tras conocerse la postura de Riad y Moscú, el Gobierno de Venezuela comunicó su apoyo a la propuesta de prolongar la medida tras asegurar que representa “un impulso adicional que permita asegurar la estabilidad del mercado a largo plazo”.

El acuerdo compromete a los 13 miembros de la Opep a reducir 1,2 MBD y a mantener un techo conjunto de producción de 32,5 MBD, mientras que los No Opep recortan otros 558.000 barriles diarios.

ELABRELATA / AGENCIAS

Compartir