Fotografía: Unidad Ciudadana

Tras 12 horas de debate, este martes por la madrugada el Congreso Argentino aprobó la reforma previsional en el cálculo de los pagos jubilatorios, luego de la votación en la Cámara de Diputados, puesto que la sesión del 14 de diciembre se suspendió por los incidentes que se produjeron en las calles cercanas al parlamento. A pesar de repetirse los enfrentamientos entre manifestantes que están en contra de esta reforma por considerarla inconstitucional y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, prosiguió la discusión.

La ley para modificar el sistema de pensiones y jubilaciones en Argentina fue impulsada por el Gobierno neoliberal de Mauricio Macri y ya había sido aprobada por la Cámara de Senadores, donde el oficialismo no tiene mayoría y debió contar con el apoyo de otras fuerzas políticas, entre las que están los gobernadores.

Para conseguir la sanción de la ley, el partido gobernante, Cambiemos, contó con el apoyo de Argentina Federal y logró 128 votos. Por su parte, el Frente Para la Victoria, que gobernó el país bajo las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, Evolución, el Frente Renovador y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores optaron por la negativa, sumado a algunos legisladores de Libres del Sur, Peronismo Para la Victoria y Compromiso Federal, sumando 116 votos. A su vez, hubo tan solo dos abstenciones.

¿De qué trata la ley?

En una nota del canal de noticias Rusia Today (RT), se explica que uno de los puntos principales de la reforma previsional es que se modifica el cálculo mediante el cual el monto de las jubilaciones se actualizaban regularmente y también la periodicidad. Por lo que de acuerdo al Diario Popular, hasta ahora se realizaba un ajuste semestral, en un 50% a partir de la evolución de los salarios registrados y en otro 50% sobre la recaudación fiscal.

  • La propuesta del Gobierno plantea que se calcule el 70% sobre la inflación y el 30% respecto a la subida de los salarios formales, pero que el ajuste sea trimestral. En concreto, esto supone que el aumento que se debe aplicar en marzo de 2018 en vez de ser del 12% sea del 5,7%.
  • Otro aspecto de la reforma tiene que ver con garantizar el 82% móvil para las jubilaciones mínimas que tengan 30 años de aportes tomando como referencia el salario mínimo, que actualmente representa 8.860 pesos argentinos (512 dólares). Hoy la equivalencia es, tal como informó Clarín, de 81,8%, con lo cual el incremento será de apenas 19 pesos (1,10 dólares).
  • Por último, se propone extender la opción de edad jubilatoria hasta los 70 años para aquellos trabajadores varones del sector privado en relación de dependencia. Hasta ahora, el límite era los 65 años con 30 de aportes. Las mujeres, por su parte, tienen actualmente la opción de jubilarse a partir de los 60 y de manera obligatoria a los 65. De aprobarse la nueva ley, podrán jubilarse entre los 60 y 70.
  • Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) percibirán un bono de $ 400.
  • El bono se cobrará por única vez.
  • Es falso que hay compensación. El bono representa un 4 % de lo que el Gobierno se “ahorrará” con el cambio en la fórmula jubilatoria.
  • Los que cobran AUH perderán en 2018 por hijo $ 870 por el cambio de fórmula. El Gobierno les da una migaja de $ 400 por hijo. No llega ni a la mitad de lo perdido, según publicó el periodista Alejandro Bercovich.
  • El bono no cubre ni el 10 % de lo que le roban a los jubilados.
  • No hay compensación posible. La única “compensación” era rechazar la reforma previsional. Exigir el 82 % móvil del mejor salario en actividad, ningún jubilado puede percibir menos de un haber mínimo equivalente a la Canasta de los Jubilados, hoy en $ 17.523, según las estimaciones de la Defensoría de la Tercer Edad.

Asimismo, La Izquierda Diario, menciona las consecuencias de esta reforma previsional, la cual califican de ”regresiva”.

La previsibilidad, estabilidad y un resultado anual de 5 puntos por encima de la inflación en 2018 para los sueldos jubilatorios con la nueva movilidad. Estos son los argumentos esgrimidos por el bloque Cambiemos para impulsar la aprobación del dictamen de ley previsional.

Sin embargo, si algo quedó claro en el dramático espectáculo político y social del pasado 12 de diciembre de este 2017, ocurrido en la Comisión de Previsión Social es que nadie niega que la ley previsional significaría una reducción de los ingresos de los jubilados del orden de los $90.000 millones a $100.000 millones anuales. Un verdadero robo.

Protestas y enfrentamientos

Para este lunes solo fue autorizada a interceder la Policía porteña, a diferencia del jueves pasado, donde intervino también la Gendarmería, situación que despertó críticas en dirigentes políticos opositores al Gobierno. La lluvia de piedras duró varias hora, mientras los uniformados respondían con balas de goma, gases lacrimógenos y carros hidrantes, interfiriendo incluso con la cobertura de la prensa.

 

ELABRELATA / AGENCIAS

Compartir