Blyde: Marchas y trancazos de la MUD fracasaron rotundamente

Afirmó que no formaba parte del grupo de convocantes a los llamados de calle. Deploró además que la gente o grupo de manifestantes trancaba las calles y se iba del lugar

Foto: Agencia

El alcalde del municipio Baruta del estado Miranda, Gerardo Blyde, aseveró que los trancazos y movilizaciones de calle convocados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), desde el pasado 1° de abril se agotaron.

“El ciclo de las marchas y los trancazos se agotó. Hay que llegar al más humilde”, aseguró en una entrevista el pasado martes al medio privado Unión Radio.

De acuerdo al Mandatario regional, las protestas opositoras -que vale destacar han dejado un saldo de más de 120 personas fallecidas, mil heridos, y daños cuantiosos a las infraestructuras públicas y privadas; daños psicológicos a la población-, deben conectarse con el “hambre” y demás necesidades del pueblo, por lo que opina que “el tiempo de los trancazos se acabó”.

Blyde, a pesar de que en el municipio Baruta, sobre todo en Bello Monte y las Mercedes, las guarimbas, trancas e interrupciones del libre tránsito a los ciudadanos se cumplieron religiosamente, incluso con la participación de la policía a su cargo, afirmó que no formaba parte del grupo de convocantes a los llamados de calle.

“Yo no estoy en el grupo de dirigentes que deciden cuáles son las manifestaciones de calle que se llevan a cabo, pero opino que el tiempo de las marchas y trancazos se terminó. Al final las marchas no han tenido la magnitud ni el alcance de antes”, acotó.

El burgomaestre deploró además que la gente o grupo de manifestantes trancaba las calles y se iba del lugar, “eso no se conecta con las necesidades del pueblo”, dijo.

Blyde expresó que la estrategia debe ser ir a los barrios a escuchar a las personas para conectarse con las protestas por “hambre”. “Los venezolanos están sufriendo y van a crecer las manifestaciones porque la gente no puede con el alto costo de la vida. El gobierno tendrá que ceder”, afirmó.

ELABRRELATA