Foto: Reuters

Abrumador, épico, de emociones desbordadas; así fue el discurso del líder de la revolución  bolivariana, Hugo Chávez, aquel 4 de octubre de 2012.

Era el cierre de campaña para la elección presidencial. Tres días después, Chávez ganaría una vez más la confianza del pueblo para dirigir su destino, pero la historia sería distinta.

Las 7 principales avenidas de Caracas: Bolívar, Universidad, México, Lecuna, Fuerzas Armadas, Urdaneta y Baralt se desbordaron con un pueblo que coreaba desde la entrañas el tema “Chavez, corazón del pueblo” y gritaba una y otra vez su nombre.

Chávez, que ahora sabemos estaba sufriendo el dolor del cáncer que meses después se lo robaría del mundo físico, no se inmutó ante el Cordonazo de San Francisco (lluvia que suele ocurrir en el día del santo), y por el contrario, hizo suyo y de nuestra memoria ese momento: bailó, cantó, se complació en recibir la lluvia bendita junto al pueblo.

Te presentamos la mejores capturas para la historia -algunas son icónicas ya-, de ese día que quedará para la eternidad, como el legado del comandante:

ELABRELATA / MARIANA ROBERTI

Compartir