Chávez y Maradona: rebeldía insobornable

Quisiera empezar estas humildes líneas de agradecimiento a Maradona recordando a otro grande como Eduardo Galeano y lo que señaló en su momento histórico, lo que escribió sobre dos hombres inmortales:

“Extraño dictador este Hugo Chávez. Masoquista y suicida: creó una Constitución que permite que el pueblo lo eche, y se arriesgó a que eso ocurriera en un referéndum revocatorio que Venezuela ha realizado por primera vez en la historia universal.”

Y sobre el Diego, señalaba Galeano:

“Ningún futbolista consagrado había denunciado sin pelos en la lengua a los amos del negocio del fútbol. Fue el deportista más famoso y más popular de todos los tiempos quien rompió lanzas en defensa de los jugadores que no eran famosos ni populares”

¿Se equivocó Galeano? la respuesta de millones de mujeres y hombres no sólo de Venezuela, de Latinoamérica y del mundo, es que no se equivocó.

Chávez y Maradona representan por igual la utopía de nuestros pueblos. Cuántas camisetas, banderas, paredes llevan sus nombres con orgullo, representan la esperanza,  la lucha de los desposeídos, representan  el valor, el coraje y gloria.

Pero sobre todo Chávez y Maradona representan la valentía, el honor de no tener miedo ni a presiones, ni a poderosos.

Gracias Maradona por romper el silencio cómplice de muchos, gracias por tu solidaridad con el pueblo chavista que salió a votar para consolidar los sueños de nuestro comandante.

Los hombres que te cuestionan hoy representan el odio, el miedo, la barbarie, representan al imperio que ordenó la muerte de un centenar de venezolanos que hoy lloramos los humildes, unos usados como instrumento y otros por el simple hecho de ser chavistas. Estos son los hombres que te cuestionaron ayer y hoy. A  ellos la historia y nuestros pueblos los condenarán…

Gracias Maradona

Gracias Hermano,

Gracias Hijo de Chávez.

FIDEL MADROÑERO/ ELABRELATA