Foto: Agencias

Dos potencias de la economía mundial, China Y Rusia, respaldan a Venezuela ante la difamación y hostilidad con la cual es calificada por la mediática occidental y compañías parcializadas como Standard & Poor’s.

Venezuela es el país de América Latina que mejor cumple con el pago de su deuda y aún así, es víctima de una serie de sabotajes que pretenden aislar a nuestra nación financieramente del resto del mundo: sanciones a altos funcionarios (incluyendo los que se ocupan del área económica), dificultad para transferir pagos, amenazas por parte del gobierno estadounidense a nuestros actuales y potenciales acreedores, y la calificación de “default”.

El gigante asiático aseguró que Venezuela con respecto a sus compromisos como deudor “ha convertido sus palabras en hechos”, agregando que “la cooperación financiera entre China y Venezuela continuará”.

Foto: Agencias

Mientras que Rusia se encuentra en estos momentos en plena negociación con el gobierno venezolano de la restructuración de la deuda. Esto es una gran muestra de confianza en las capacidades de nuestra nación.

En menos de una semana, el alarmismo noticioso con la noticia falsa del “default” de la economía venezolana, ha sido acallado por los hechos que innegablemente demuestran que Venezuela a pesar de estar pasando por una compleja crisis económica y el ensañamiento de la potencia del norte, es un país que honra sus compromisos y no está solo en su lucha contra el hegemón en decadencia: estamos apoyados por las potencias en ascenso.

ELABRELATA