Foto: Agencias

La clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores ya no está en manos del Zulia. El empate 0-0 ante Nacional de Uruguay en el “Pachencho” Romero le puso muy cuesta arriba sus opciones.

Fue un partido trabado, de pocas ocasiones, salvo en la última jugada, en la que al petrolero se le anuló un gol de Pedro Cordero por posición adelantada, pero el hecho de solo haber logrado dos puntos de nueve como locales en la competición complica las aspiraciones de los pupilos de Daniel Farías.

“Pienso yo que ese gol fue válido, pero estoy seguro que si hubiese sido en Uruguay, Argentina o Brasil no se la pitaban a un local. Son cosas que pasan, pero es lamentable lo del árbitro, todo se lo pito a ellos”, comentó Juan Arango.

Para el Zulia fue complicado manejar las situaciones de ataque. “No lo hemos sabido manejar, Nacional vino a sacar su punto, a encerrarse atrás y no hemos podido ni en el torneo ni en la Copa abrir algunos muros defensivos, es algo que debemos trabajar. Nos ha perjudicado”, añadió el “18”.

En la Libertadores les resta un partido a los marabinos: su visita a Chapecoense, a la que llegarán con remotas posibilidades de avanzar a octavos, pero con real chance de ingresar a la Copa Suramericana si se quedan con el tercer lugar.

“La esperanza es lo último que se pierde. Vamos a ir a buscar los tres puntos y si es imposible la Libertadores hay que luchar por el tercer puesto. Creo que hemos hecho una gran Copa, sacando el juego de Lanús en Argentina”, cerró.

ELABRELATA / AGENCIAS