Foto: twitter

La Ley Constitucional Contra el Odio, por la Convivencia Política y Tolerancia, finalmente fue aprobada este miércoles en sesión plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), sentando las bases de aquellos límites que tienen tanto las individualidades como los sectores políticos en la difusión de mensajes y en acciones que incitan al odio contra otro ser humano por motivos de discriminación política, religiosa, sexual o racial.

El factor que impulsó la realización de este instrumento legal, ha sido la extrema violencia política vivida en el país entre los meses de abril y julio, con actos que van desde la destrucción de sedes de instituciones públicas hasta la quema de personas vivas, por el hecho de parecer chavistas.

Todos estos actos han sido precedidos de miles de mensajes incitadores al odio expresados por dirigentes políticos y personas de influencia social vinculadas a este sector político.

En este sentido, el constituyentista y segundo vicepresidente de la ANC, Elvis Amoroso explicó que “se consultaron sectores sociales, indígenas y trabajadores, como por ejemplo los del Metro de Caracas, quienes fueron víctimas de la violencia”.

25 artículos expresan los límites, principios y sanciones contra los mensajes y hechos que promuevan el odio entre ciudadanos de la nación.

Los Partidos Políticos también deben ajustarse a la normativa, así lo afirmó la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez: “Partidos políticos que promuevan el fascismo y odio no podrán ser inscritos o constituidos ante el CNE, como lo contempla el artículo 11 en donde se revoca la inscripción de aquellos partidos que incumplan con ésta nueva norma”

En cuanto a los medios digitales, entre 100.000 a 150.0000 UT podrían pagar de multa por incumplir la ley.

Mientras que quienes sean responsables de los delitos planteados en la Ley, se podrían enfrentar a penas de 10 a 15 años de cárcel.

ELABRELATA