Constituyente: el diálogo superior

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a un diálogo superior el lunes primero de mayo convocando a una Asamblea Nacional Constituyente para la paz y en el país

Foto: Agencia

En República Dominicana se instalaron las comisiones de mediadores internacionales, que intentaban buscar un acuerdo entre el Gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro y la oposición; la misma se encontraba encabezada por los expresidentes de España, Republicana Dominicana y Panamá; José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández  y Martín Torrijos respectivamente, quienes contaban con el valioso acompañamiento de los 12 representantes de los países que conforman la  Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Ellos trataron de acercar las duras posiciones que muestran Gobierno y oposición en Venezuela, e intentaron sentar a la mesa de negociaciones al presidente Maduro y a la oposición.

Los delegados oficialistas  fueron en esa oportunidad la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez; Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas, el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Elías Jaua junto al diplomático Roy Chaderton Matos.

Por el lado opositor, asistieron los diputados opositores Alfonso Marquina de Primero Justicia (PJ) , Luis Aquiles Moreno de Acción Democrática (AD), Timoteo Zambrano de Un Nuevo Tiempo (UNT) y Carlos Ocariz, del partido de la extrema derecha Voluntad Popular (VP).

El jefe de Estado ya ha hecho varios llamados a continuar con las negociaciones iniciadas en octubre de 2016 y suspendidas a finales del año pasado.

OEA

Un personaje que ha oscurecido la posibilidad de diálogo en Venezuela, ha sido el secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien solicitó la intervención del Vaticano en la mesa de diálogo, por supuesto petición que fue asumida como propia por la oposición.

 

Foto: Captura ELABRELATA
Foto: Captura El Comercio

…………………..

Fue ratificado por el Papa Francisco, el papel de la mediación del Vaticano en el tema del diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana.

En este sentido, el Sumo Pontífice aseguró la “maquinaria diplomática del Vaticano” en su labor de acercamiento en países como Venezuela y reiteró la acción de la Iglesia como mediador y no como intermediario.

“Hay un principio, que para mí es claro, que es el que tiene que regir en toda la acción pastoral pero también en la diplomacia vaticana: mediadores, no intermediarios. O sea, hacer puentes, y no muros (…) que no son para él, son para que caminen los otros”, sentenció  Francisco.

Foto: Captura Alba Ciudad

Aldo Giordano, nuncio apostólico, manifestó que el Gobierno y la oposición deben sentarse a dialogar y buscar una posición común. Reiteró la disposición de El Vaticano a participar en las mesas de negociación.

Precisó que un texto que se entregó  a las partes fue escrito por los expresidentes de Unasur, y no la Santa Sede.  “Es una invitación a las partes a reflexionar”, dijo.

Foto: Agencia

 

Foto: Agencia

Por su parte el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chuo” Torrealba en su momento reiteró a pesar de todo lo anterior, que la oposición no aceptaría nuevos procesos de diálogo hasta que no exista un formato que garantice el cumplimento de los acuerdos de las partes involucradas.

 

Foto: Captura ELABRELATA
Foto: Captura ELABRELATA

En otro intento del presidente Maduro, agregó al periodista y exvicepresidente de la República, José Vicente Rangel, y al abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, a incorporarse al equipo de promoción del diálogo por la paz en el país, movimiento que fue invisibilizado porque de inmediato se iniciaron la presiones de calle que ya llevan más de tres meses con un saldo de sangre de unas 80 víctimas mortales, cientos de heridos y pedidas millonarias para el país.

Foto: Agencia

Es por todas estas razones que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a un diálogo superior el lunes primero de mayo convocando a una Asamblea Nacional Constituyente para la paz y el diálogo en el país.

“A través del voto directo del pueblo se elegirán unos 500 constituyentistas”, que crearán la nueva Constitución. Pidió seleccionar a los mejores candidatos.

Cabe destacar que el gobierno de Venezuela continúa firme en la lucha por consolidar un diálogo con sectores de la oposición de la nación suramericana para garantizar el bienestar del pueblo y superar la coyuntura nacional, mientras la oposición vive un mundo paralelo cargado de violencia, sin planes, ni aportes a la nación.

La oposición espera realizar una consulta nacional, con el objetivo de “que el pueblo decida si convoca renovación de poderes”, que tendría lugar el próximo 16 de julio.

Foto: Captura Globovisión

ELABRELATA / HAYLEÉN LEÓN