Foto: Facebook

Desde Brasilia, donde se desarrolló una reunión con fiscales del Mercosur, la exFiscal corrupta y prófuga de la justicia venezolana, Luisa Ortega Díaz afirmó que tiene pruebas que comprometen al presidente Nicolás Maduro, entre ellas, la presunta propiedad de una empresa que vende alimentos a los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

“La empresa Group Grand Limited estaría a nombre de Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab (…) Esas pruebas también las tenemos con nosotros”, dijo en declaración a los medios de comunicación en el país más de facto de América.

De ser cierto tal acusación, el presidente obrero, Nicolás Maduro se sumaría simpatizantes a su gestión, ya que con la vertiginosas especulación de los empresarios venezolanos que aumentan los precios de los alimentos todos los días, por lo menos las cajas de Clap ayudan a la clase trabajadora a ahorrar en los víveres de primera necesidad.

Por lo menos el Presidente no especula al pueblo y estaría siendo el único en vender los alimentos a un precio que ayuda a la gente asalariada.

2 litros de aceites, 4 kilos de arroz, 1 kilo de azúcar, 1 kilo de leche, 5 latas de atún, 2 kilos de caraotas negras, 2 kilos de harina de maíz, 1 kilo de lentejas, 2 kilos y medio de pasta, mayonesa y salsa de tomate por 10.000 bolívares en la mayoría de los casos.

Dichos productos en el mercado capitalista, especulador y dolarizado tendría un costo aproximado de 220.000 bolívares es decir que se obtiene un ahorro de 210.000 bolívares.

Captura: LaPatilla.com

ELABRELATA