Foto: Agencia

El ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Angelino Alfano informó este martes que los cancilleres de los países que conforman el G7 no consiguieron llegar a un acuerdo sobre la aplicación de posibles sanciones contra autoridades rusas y sirias.

“En la actualidad no se ha logrado un consenso para nuevas sanciones como instrumento efectivo”, aseguró Alfano en una rueda de prensa.

En la reunión realizada en la localidad de Lucca, en Italia, los representantes del grupo que conforman el G7 (que integra a las naciones de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) plantearon la posibilidad de sanciones hacia Rusia como una forma de “castigo” por rol que ejerce en la crisis Siria.

De esta manera, al concluir el encuentro, en el que también participaron los cancilleres de Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Jordania y Qatar, Alfano afirmó que “Moscú debe estar dispuesta a una posible participación en un proceso de transición política en Siria”.

Para este grupo de países, la solución para resolver la crisis en Siria pasa por la remoción de su presidente electo soberanamente, Bashar Al-Assad, en una acción que los representantes de este grupo califican de “solución política”.

“No existe una solución puramente militar al conflicto de Siria, todos queremos trabajar en favor de una solución política que pasa por favorecer una nueva Constitución y un proceso político que lleve a celebrar unos comicios que pongan en el mano de los sirios el futuro del país”, afirmó Alfano, ignorando que el presidente sirio fue electo de manera legítima y soberana por su pueblo.

De esta manera, el canciller italiano, quien presidió el encuentro, señaló que “Rusia no debe estar aislada”, al tiempo que destacó que en la reunión predominó la opinión de que la participación de Moscú es indispensable para la resolución de la crisis siria y “prevenir una escalada militar e iniciar un proceso político”.

ELABRELATA