Foto: Agencia

La regla del imperio, humillar a los pueblos y que estos les aplaudan, así fue el show mediático del presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump en su visita a Puerto Rico tras el paso de Huracán María.

Mientras los puertoriqueños atraviesan una crisis humanitaria producto de una catástrofe natural y las políticas de miseria que se derivan de su sumisión a los Estados Unidos, el Mandatario norteamericano los humilla lanzando rollos de papel de cocina y resaltando como han provocado un descontrol en el presupuesto de la nación del norte, donde el mismo Trump ha incrementado a 54 mil millones de dólares el presupuesto militar del Departamento de Defensa de EEUU.

Más triste que humillen a un pueblo o que el pueblo ciego aplauda su humillación.

Votos o papeles.

ELABRELATA / HAYLEÉN LEÓN