Foto: Agencia

Los expresidentes mediadores en el diálogo político venezolano, Martín Torrijos (Panamá), José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Leonel Fernández (República Dominicana) calificaron las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela como “inconvenientes”, ya que no contribuyen con la solución de los problemas en el país.

El despacho del exjefe de Gobierno español emitió un comunicado en el que señala que “se han hecho avances” para lograr una “solución pacífica” en Venezuela y que “las sanciones y la hipótesis esgrimida de una intervención militar no contribuyen a una solución inteligente y constructiva y son profundamente inconvenientes”.

“En la actualidad, existen nuevos datos que hacen más necesario que nunca retomar el camino hacia un acuerdo de convivencia pacífica y democrática”, señala el documento, para luego agregar que por ello piden a la comunidad internacional contribuir en ese proceso de búsqueda de entendimiento entre los sectores políticos venezolanos.

“Avivar la confrontación no ayuda, solo incrementará la inestabilidad hasta conducir a un callejón sin salida”, agrega el documento.

En ese sentido, señalan que si lo que se quiere es la paz para Venezuela y “la democracia con todos los derechos”, entonces se debe actuar “con coherencia”.

Asimismo, los exmandatarios aseguraron que no dejaran de continuar en su tarea “en favor de la paz y la estabilidad en Venezuela” y reafirmaron sus ideales democráticos, de justicia, cooperación y concordia.

Por último, Rodríguez Zapatero, Torrijos y Fernández reiteran su llamamiento “al gobierno y la oposición para que intensifiquen su compromiso de lograr un acuerdo de convivencia democrática y favorezcan el respeto y reconocimiento recíprocos, que debe excluir posiciones radicales y de confrontación”.

Este comunicado surge dos días después de que EEUU impusiera nuevas sanciones financieras a Venezuela con la orden ejecutiva que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó el viernes y en las que prohíbe las “negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal”.

Esa medida también prohíbe también las “negociaciones con ciertos bonos existentes del sector público venezolano, así como pagos de dividendos al Gobierno de Venezuela”.

Trump también había señalado en días anteriores que no descartaba una opción militar para Venezuela.

 ELABRELATA