Foto: Lechuguinos

Este lunes durante la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), el representante de la delegación estadounidense demostró los modales que le han enseñado en su país, y no le pareció mejor forma que fingir estar dormido mientras el canciller venezolano, Jorge Arreaza, realizaba su intervención. 

Con este nuevo gesto quedó demostrado la falta de respeto hacia Venezuela, y al diplomático. Arreaza dejó en claro durante su alocución las arbitrariedades e ilegalidades que representan las sanciones y las amenazas del Gobierno gringo contra el país.

 ELABRELATA

Compartir