Foto: Referencial

La Difteria se produce por una bacteria denominada bacilo de Klebs-Löffler o Corynebacterium diphtheriae, fue descubierta en el año 1884 por el patólogo Edwin Klebs y el bacteriólogo Friedrich Löffler, y está caracterizada por ser un bacilo no capsulado, no esporulado y carente de movilidad.

La propagación de esta bacteria se da a través de los estornudos, la tos de alguien que esté infectado o de alguien que porte la bacteria pero que no presente ningún síntoma.

Causas:

La bacteria infecta comúnmente la nariz y la garganta. La infección de garganta produce una seudomembrana o cubierta de color gris a negro, dura y fibrosa que puede obstruir las vías respiratorias. En algunos casos, la difteria infecta la piel primero y produce lesiones cutáneas.

Una vez que usted resulta infectado, la bacteria produce sustancias peligrosas llamadas toxinas, las cuales se diseminan a través del torrente sanguíneo a otros órganos, como el corazón y el cerebro, y causan daño.

Debido a la vacunación generalizada de los niños, la difteria ahora es poco común en muchas partes del mundo.

Los factores de riesgo para la difteria incluyen ambientes de hacinamiento, higiene deficiente y falta de vacunas.

Síntomas

Los síntomas generalmente se presentan de 1 a 7 días después de que la bacteria ingresa a su cuerpo:

*Fiebre y escalofríos

*Dolor de garganta, ronquera

*Dolor al tragar los alimentos

*Tos similar seca

*Babeo

*Coloración azulada de la piel

*Secreción nasal acuosa y con sangre

*Problemas respiratorios, incluso dificultad respiratoria, respiración rápida, sonidos respiratorios chillones (estridor)

*Úlceras en la piel (generalmente se observan en las áreas tropicales)

*En algunas ocasiones no hay síntomas.

¿Por qué vacunarse?

El tétanos y la difteria son enfermedades muy graves pero las personas que se infectan suelen tener complicaciones graves. La vacuna Td se utiliza para proteger a adolescentes y adultos de estas dos enfermedades.

El Tétanos causa tensión y rigidez dolorosas en los músculos, normalmente en todo el cuerpo.

La Difteria puede ocasionar que se forme una capa gruesa en la parte posterior de la garganta.

Esto puede provocar problemas para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis, e incluso la muerte.

La vacuna Td puede proteger a adolescentes y adultos del tétanos y de la difteria. La vacuna Td suele administrarse como un refuerzo cada 10 años, pero también puede administrarse antes del paso de ese período si se presenta una herida sucia o quemadura graves.

Otra vacuna, llamada Tdap, que protege contra la tos ferina, además del tétanos y la difteria, se recomienda a veces en lugar de la vacuna Td.

Prevención

Las vacunas de rutina de la infancia y los refuerzos en los adultos previenen la enfermedad.

Cualquiera que haya estado en contacto con una persona infectada debe recibir una vacuna o un refuerzo contra la difteria, si aún no lo ha recibido. La protección de la vacuna dura sólo 10 años. Por eso es importante que los adultos reciban una vacuna de refuerzo cada 10 años. El refuerzo se llama tétanos-difteria (Td).

Si usted ha estado en contacto cercano con una persona que tenga difteria, consulte con su proveedor de inmediato. Pregunte si necesita antibióticos para evitar contraer la difteria.

ELABRELATA / AGENCIAS

Compartir