La doble moral de los medios de masa se puede observar en el ejemplo del medio digital LaPatilla.com, donde por meses difundieron información para desprestigiar la legitimidad del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano y tras los ingresos publicitarios que inyecta el Partido Voluntad Popular, notifican los procesos que conducen hacia la realización de las Elecciones Regionales coordinadas por tal ente.

Captura: LaPatilla.com

Incluso los voceros internacionales, que viven de inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela, llenaron titulares para rechazar las Elecciones Regionales, donde los partidos de la derecha después de cuatros meses de violencia y más de 100 muertos, se inscribieron para optar a las magistraturas regionales a pesar del rechazo de sus partidarios quienes no superan el engaño de los líderes opositores.

Captura: LaPatilla.com

Pero mientras exista una cuenta abierta para la publicidad, el interés económico y sobre todo de poder, a este tipo de medios no le da pena tener una doble moral, rechazar un proceso y después colgar banner para promocionarlos.

Captura: LaPatilla.com

Pero quienes no se dejan engañar son los que viven la realidad, quienes a pesar de las campañas desplegadas por los que hace un mes llamaron a las calles y ahora a las urnas electorales, no recibirán el apoyo de varios seguidores que tenía antes de postularse a las candidaturas regionales.

La doble moral es un criterio aplicado cuando a un individuo o institución se le acusa de ejercer una doble norma en el tratamiento dado a diferentes grupos de personas, es decir, que injustamente permiten más libertad de conducta a un sujeto que a otro.

ELABRELATA / HAYLEÉN LEÓN