Foto: Agencia

La Mesa de la Unidad (MUD)  transitó un año cargado de violencia que le costo la vida a más de 120 venezolanos, perdidas millonarias a la nación y el aumento de una crisis propiciada por los sectores económicos en componenda con factores externos, que buscan diluir la Revolución Bolivariana, pero tras la realización de tres procesos electorales en el año 2017; la derrota opositora solo se convirtió en la separación de los partidos de la derecha, quienes esperan reagruparse el próximo año para las elecciones presidenciales.

El representante de la MUD, Simón Calzadilla anunció que a principios de 2018 se afinaran detalles para definir al candidato único para las presidenciales desde la oposición.

“El tema se está discutiendo con mucha responsabilidad, ninguna de las metodología que nos pueden llevar a la construcción de una candidatura única necesaria se han descartado”, dijo Calzadilla en rueda de prensa.

Adelantó que  se “ha logrado establecer algunos planes de trabajo”, sin más detalle la oposición tomará sus vacaciones decembrina y dejando a sus seguidores completamente a la deriva.

Validarse

Los tres principales partidos opositores de Venezuela deberán reinscribirse ante el poder electoral para poder participar en las elecciones presidenciales de 2018, luego de no participar como agrupación política en el llamado electoral a las municipales el pasado 10 de diciembre.

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, dijo: “Que mañana los gringos van a sacar un comunicado en apoyo a Julio Borges (fundador de Primero Justicia), nos sabe a casabe, no nos importa absolutamente nada (…) nosotros responderíamos profundizando aún más la revolución bolivariana”.

La reinscripción deberá realizarse ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y los partidos serían Voluntad Popular, Primero Justicia y Acción Democrática.

ANC 

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó el Decreto Constituyente para la Validación de Partidos Políticos, mediante el cual se establece que aquellas organizaciones políticas que no hayan concurrido al evento electoral inmediatamente anterior deberán renovarse, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, Manifestaciones y Reuniones Públicas.

ELABRELATA / HAYLEÉN LEÓN