Foto: Web

El anuncio, o la admisión del proceso de diálogo la realizó en rueda de prensa este jueves Julio Borges (PJ) junto a Luis Florido (VP), y Enrique Márquez (UNT), asegurando que únicamente están buscando “cuajar” un grupo de países garantes.

Según Borges, el objetivo principal será “lograr condiciones electorales que nos permitan ir a las elecciones presidenciales” lo cual plantea una diferencia de gran importancia con respecto a los anteriores encuentros, donde la oposición llegaba (o pedía de antemano) con imposiciones inverosímiles como la apertura a la intervención internacional para crear un “canal humanitario”, la liberación de los denominados “presos políticos”, y la realización de “elecciones generales”.

Sin dejar de mencionar que se discutirían los temas económicos y de salud que son la prioridad de la población. La disposición a encontrarse con funcionarios de gobierno, al menos discursivamente, dista mucho de las declaraciones que podíamos encontrar hace tan solo unos meses, cuando la violencia y el derrocamiento del presidente parecía ser la única vía reconocida por este sector político.

Por su parte el diputado Luis Florido indicó que se espera que en los próximos días, gobierno, oposición y las autoridades de República Dominicana esperan acordar una nueva fecha para, ya no “explorar” sino “asumir un proceso en conjunto con la facilitación internacional”.

ELABRELATA / MARIANA ROBERTI