Foto: Agencia

Un conjunto de agencias y organismos pertenecientes a la Organización de las Naciones Unidas señalaron este miércoles el impacto del bloqueo estadounidense contra Cuba en un reporte dirigido a la Asamblea General, órgano que se pronuncia sobre el cerco oficializado en 1962.

Alrededor de 30 entidades remitieron su opinión al secretario general de la ONU, António Guterres, quien elaboró un informe a propósito de la vigesimosexta votación en la Asamblea de un proyecto de resolución sobre la necesidad de levantar el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla, mantenido y recrudecido por los últimos 11 presidentes norteamericanos.

La mayoría de las agencias advirtieron en sus consideraciones el impacto del cerco, lo que ratifica las denuncias de Cuba de que las sanciones unilaterales de Washington afectan a todos los sectores y representan el principal obstáculo para su desarrollo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reflejaron el daño del bloqueo en el área de la asistencia médica.

Pese a esto, la OMS reconoció los logros de la isla en materia de salud e indicó que las medidas impuestas por Estados Unidos limitan la cooperación técnica, disparan los costos y restringen la participación en eventos de especialistas cubanos.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) expuso el impacto en el sector de la enseñanza, al que también se refirió Unicef, recordando las trabas que establece a la hora de adquirir libros, equipos de laboratorio y computadoras.

En el caso de la seguridad alimentaria, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) abordaron el encarecimiento de suministros, las dificultades en la importación de productos para el consumo humano y en la producción de alimentos, derivados del cerco.

Respecto al escenario económico, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), subrayó que el bloqueo sigue en aplicación y sus afectaciones limitan el crecimiento de la mayor de las Antillas.

En ese sentido, explicó que Cuba continúa en la práctica sin poder utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones y siguen las multas a bancos de terceros países por sus vínculos con la nación caribeña.

Además de las agencias, casi 160 gobiernos en su capacidad nacional respondieron a la solicitud de Guterres, la mayoría para criticar el bloqueo a la isla y adelantar su apoyo al proyecto de resolución que hoy vota la Asamblea General.

Por vigesimosexto año consecutivo desde 1992, el principal órgano deliberativo de la ONU analiza un texto que reclama el levantamiento del bloqueo, los 25 anteriores aprobados de manera categórica.

En octubre de 2016 la iniciativa recibió 191 de los 193 votos posibles, mientras Estados Unidos e Israel se abstuvieron.

Este año 191 países de 193, vuelven a votar a favor de una resolución positiva para Cuba, solo Estados Unidos y su aliado Israel votaron en contra.

ELABRELATA / TELESUR

Compartir