Foto: Agencias

Por: Alexis Arellano

En la lucha contra el terrorismo, el manejo de la información y la divulgación de sus crímenes juega un papel de vital importancia a la hora de defender la posición del Estado y de generar un rechazo en la comunidad nacional e internacional.

Por otro lado, la firmeza con la que se aplique la ley y se reprima la violencia que de ella emana, es vital para la disuasión.

Lo primero, en el caso de Venezuela, cobra importancia por el cerco informativo que existe sobre el país. Los grandes medios manipulan información para mostrar al gobierno venezolano como represor y dictatorial y sólo recogen declaraciones de políticos que siguen lineamientos del gobierno norteamericano. Jamás, o muy pocas veces, informan sobre casos  como el asalto, por bandas terroristas, a un hospital lleno de niños recién nacidos.

Lo segundo (el control y represión de la violencia) es una obligación del gobierno. Éste debe defender la vida y la paz de los ciudadanos, resguardar la vida de los agentes del orden públicos y proteger la propiedad privada y publica (constantemente saqueada y destruida por la oposición venezolana).

Ahora bien, en el entendido de que en Venezuela se intenta recrear un escenario para justificar, como en el caso libio, una invasión que culmine con el derrocamiento del gobierno, el asesinato de sus principales líderes y la imposición de un gobierno al servicio del imperio norteamericano, se hace necesario y urgente desarrollar estrategias en ambas direcciones.

En ese sentido, y siempre con la intención de aportar, nos  permitimos esbozar algunas ideas que pudieran ayudar.

Con respecto a lo comunicacional proponemos:

1. Elaborar un buen documental en el que se muestre la violencia opositora y actos de terrorismo como el ataque a escuelas, a centros de salud, al metro y especialmente a un hospital materno infantil.
2. Enviar el documental a todas las embajadas y consulados de Venezuela en el exterior, con la instrucción de proyectarlo en  una rueda de prensa.
3. Coordinar con grupos, partidos e instituciones aliadas en cada país y exhibir el documental a la mayor cantidad posible de ciudadanos.
4. Enviar y de ser posible proyectar el documental en instituciones como el Concejo de Seguridad de Naciones Unidas, OEA, Mercosur, ALBA, CELAC, No Alineados, etc.
5. “Colgar en redes como YouTube el documental y publicitarlo.
6. Distribuir de forma gratuita, en CD o DVD,  el documental en Venezuela y en el exterior.

Con respecto a como controlar la violencia opositora es bueno tener en claro que el terrorismo no se derrota con ruegos, consignas ni propaganda. La paz en muchas ocasiones hay que imponerla por la fuerza.

Al respecto proponemos lo siguiente:

1. Colocar una cámara en el casco de cada guardia nacional y policía que permita firmar a los violentos y sus actos y dejar evidencia de cuando se responde en forma violenta en defensa de su propia vida.
2. Usar perdigones y balas de gomas contra los violentos.
3. Usar tecnología para filmar a los líderes de la violencia y asignarle dos funcionarios para que les hagan seguimiento estrecho durante toda la “protesta”  a fin de atraparlos a la hora de su retirada
4. Juzgar los terroristas como tales. No puede seguirse con el discurso de acusarlos de terroristas y luego juzgarlo por “desorden publico”.
5. Informar con frecuencia sobre el progreso de los casos de arrestados por terrorismo, haciendo énfasis en las acusaciones, las posibles penas, los centros de reclusión.

No creemos que estas sean las mejores ni las únicas propuestas válidas, pero si que pueden ayudar y esa es la idea

ELABRELATA