Ordenan ajuste de precios a la empresa arrocera Masía

El jefe del cuarto vértice de la GMAS, señaló los empresarios deben considerar la emergencia económica que está atravesando el país y evitar la comisión de esta clase de delitos que atentan contra el pueblo venezolano

Como parte de las acciones que adelanta el Gobierno Nacional, en defensa de los derechos fundamentales de la familia venezolana y en protección de la soberanía alimentaria a través de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), el Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras, supervisó este martes la empresa arrocera Masía C.A., la cual poseía un inventario 4 millones 3 mil 349 kilos de arroz tipo Paddy y que pretendía venderla con un sobreprecio de hasta un 107,31 por ciento especulativo.

Contreras exhortó, a los dueños de esta empresa ajustarse a la Ley Orgánica de Precios Justos, respetando la estructura de costos y márgenes de ganancias de acuerdo al precio que se adquirió la materia prima a precio de productor.

Esta visita formó parte de la segunda empresa visitada por el Jefe de la SUNDDE, a empresas de este ramo, para evitar la comisión delitos socioeconómicos tipificados en la Ley Orgánica de Precios Justoscomo la Especulación (art. 49), Acaparamiento, art. 52, Boicot, art. 53  y Desestabilización a la economía, art. 54.

En  la supervisión, el Superintendente Contreras verificó junto al equipo de fiscalización los inventarios que posee la empresa, toneladas procesadas, despachado y precio de venta, entre otros, donde se detectó sobreprecio, tomando como medida preventiva el ajuste inmediato de precios, establecido en el artículo 70 del instrumento legal que rige a la SUNDDE.

El jefe del cuarto vértice de la GMAS, señaló los empresarios deben considerar la emergencia económica que está atravesando el país y evitar la comisión de esta clase de delitos que atentan contra el pueblo venezolano, al tiempo que indicó que solo deben fabricar arroz blanco sin saborizantes o aditivos, para que sea accesible a los consumidores.

ELABRELATA / PRENSA SUNDDE