Papa Francisco llega a Egipto, llevar mensaje de paz y tolerancia

Francisco pretende llevar un mensaje de tolerancia, paz y reconciliación entre el cristianismo y el islam

Foto: Agencia

El Papa Francisco aterrizó este viernes en El Cairo para una visita de dos días destinada a promover el diálogo con los musulmanes y respaldar a los cristianos víctimas de dos mortíferos atentados.

En un viaje relámpago de 27 horas, el pontífice argentino se reunirá por la tarde con el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi; el gran imán suní de Al Azhar, Ahmed al Tayeb; y el papa copto ortodoxo egipcio, Teodoro II.

Francisco pretende llevar un mensaje de tolerancia, paz y reconciliación entre el cristianismo y el islam.

El jefe de la Iglesia católica llega a un país sometido a estrictas medidas de seguridad después de los atentados del 9 de abril contra dos iglesias cristianas que causaron la muerte de 45 personas, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

En El Cairo, los alrededores de la nunciatura apostólica, donde residirá el papa durante su estancia, estaban cortados al tráfico y bajo la vigilancia de un importante número de policías y soldados.

Cerca de la catedral, sede de la Iglesia ortodoxa copta, había vehículos blindados estacionados, comprobó un fotógrafo de la AFP.

Y las fuerzas de seguridad vigilaban todas las iglesias del país han sido puestas bajo estricta vigilancia por temor a un ataque durante la estancia del pontífice en El Cairo, donde se moverá sin embargo en un automóvil sin blindaje, adelantó el Vaticano.

“Me siento realmente feliz de ir como amigo, como mensajero de paz y como peregrino al país que hace dos mil años dio refugio y hospitalidad a la Sagrada Familia, que huía de las amenazas del rey Herodes”, dijo el papa argentino en un videomensaje enviado antes del viaje.

A su llegada a la capital egipcia, Francisco cumplirá primero una breve visita al palacio presidencial para saludar al jefe del Estado, Abdel Fatah al Sisi, quien goza del abierto apoyo de los cristianos de Egipto tras el derrocamiento del islamista Mohamed Mursi en 2013.

El exjefe del ejército fue, además, el primer presidente de su país que asistió a la misa de Navidad en la catedral ortodoxa copta en El Cairo, un gesto apreciado por la comunidad.

Vaticano y Al Azhar

Pero lo más destacado de la jornada será el discurso del papa argentino en la ‘Conferencia Internacional sobre la Paz’, organizada por la mayor institución del islam sunita, la Universidad de Al Azhar, así como su abrazo con el imán Ahmed al Tayeb, a quien recibió el año pasado en el Vaticano.

Fundada como escuela de teología hace casi mil años, en la prestigiosa universidad se estudia el Corán, así como todos los campos de la ciencia moderna, y recibe a estudiantes de todo el mundo.

Los dirigentes de ese bastión tradicional del islam sunita figuran también entre los mayores enemigos del yihadismo que se inspira en el salafismo radical dominante en Arabia Saudí.

La visita de Francisco tiene como objetivo también reactivar las frías relaciones entre Al Azhar y el Vaticano, rotas en 2006 tras las controvertidas declaraciones del entonces papa Benedicto XVI en las que vinculó el islam con la violencia, durante un discurso en la universidad alemana de Ratisbona.

Desde su elección en 2013, el pontífice argentino ha multiplicado sus gestos a favor del diálogo con los musulmanes, llegando a visitar mezquitas, lavó los pies a inmigrantes musulmanes durante la Semana Santa y transportó en el avión papal a tres familias musulmanas sirias que pedían refugio desde la isla griega de Lesbos a Roma.

Francisco encabezará también este viernes una oración ecuménica con el ‘papa’ de la iglesia ortodoxa copta, Teodoro II, para rezar por la paz y los cristianos asesinados.

El viaje a Egipto tiene un carácter particular tanto religioso como diplomático, ya que el pontífice se reunirá con católicos, ortodoxos y musulmanes para reiterar una vez más con actos, más que con palabras, que el diálogo es la única vía para superar el extremismo.

En su segundo día, el líder espiritual de los 1.300 millones de católicos celebrará una misa a las afueras de El Cairo para la pequeña comunidad católica local, de 272.000 fieles, en un país en el que la religión oficial es el islam, practicado por el 85% de los 92 millones de egipcios.

ELABRELATA