La jornada de 24 horas Paro cívico convocada por la MUD para el jueves 20 de julio, en conjunto con un “trancazo”, estuvo muy lejos de paralizar el país, sin embargo, se vivieron fuertes episodios de violencia focalizada en los municipios donde grupos de insurgencia llamados la “resistencia” crearon caos y se enfrentaron a la Guardia Nacional.

Tan solo en Maracaibo hubo cuatro víctimas fatales, que fueron calificadas por la coordinación regional de la MUD como “efectos colaterales”, la mayoría sin identificar todavía:

-Un hombre llamado Víctor Márquez (34), murió durante un nuevo asedio y quema de la sede del ministerio del Poder Popular para la Vivienda, este ingresó al edifico y se vio atrapado por las llamas, por lo cual se lanzó desde una ventana, perdiendo la vida por impacto, dos de los atacantes sufrieron asfixia pero fueron rescatados por la policía del estado Zulia y llevaros a un hospital, bajo resguardo.

-Un adolescente que intentó despojar de su moto a un hombre que sorteaba barricadas en en el sector el Pinar, cerca del puente Pomona, recibió por parte de este un impacto de bala, perdiendo la vida.

-Un hombre y una mujer fallecieron en medio del saqueo a un supermercado “Latino” en el sector Altos de Jalisco, recibieron una descarga eléctrica al entrar en contacto con un cable de 220.

-En La Isabelica, Valencia, estado Miranda, murió Andrés Uzcátequi (23) por manipulación de un mortero, el impacto le dió de lleno en el pecho. Como se puede observar en esta FUERTE IMAGEN (click aquí). Allí también en principio, diputados difundieron la muerte de un un hombre llamado Robert Lugo pero reporteros han desmentido la noticia.

-En los Teques, sector Santa Eulalia, falleció Ronney Tejera (24) y Euri Hurtado, presuntamente de impactos de bala, ambos se encontraban en protestas violentas.

También, fue reportado por el ministro de Interior. Justicia y Paz, Néstor Reverol que varios funcionarios fueron heridos de bala, incluido el Sargento Juan Hurtado Carrillo de la GNB, recibió un impacto de bala en la clavícula mientras se encontraba en el distribuidor Altamira, de Caracas, presuntamente el disparo provino de un edificio, sin embargo fue intervenido y se encuentra estable.

ELABRELATA