Alto Comisionado de la ONU príncipe Zeid Raad al Hussein. Foto: Agencias

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, nuevamente se pronunció sobre la situación venezolana de manera parcializada e ilegal, basándose en declaraciones recogidas a distancia, y dirigiendo su dedo acusador hacia el gobierno, por las más de cien muertes ocurridas en esta oleada de protestas violentas opositoras, ignorando a las víctimas de crímenes de odio, a los niños captados para lanzar molotovs y manipular explosivos, así como los ataques terroristas.

¿Quién es el Alto Comisionado?

1 Zeid Ra’ad Al Hussein, su alteza real, es un príncipe árabe, de la dinastía Hashemita -quienes dicen ser descendientes de Mahoma- de Jordania, aunque en los protocolos de la ONU no utiliza su título de monarca.

2 El príncipe está muy preocupado por la democracia en Venezuela, sí, el Principe, es decir, un monarca, está preocupado por la democracia,  pero si él fuera un activista en su reino, pidiendo poder elegir mediante el voto a quien presidirá el poder Ejecutivo, puede terminar siendo un “preso de conciencia” o condenado a muerte -nada más en marzo de este año fueron ejecutadas en la horca 15 personas-, como reseña Amnistía Internacional

3 Es habitual en Zeid la indolencia con las verdaderas víctimas, en los últimos 3 años, una gran escándalo ocurrió en el seno de la ONU ante la indiferencia con la cual se trataron los reiterados informes de abuso sexual cometidos por Cascos Azules hacia niños y niñas de la República Centroafricana (y otros países en conflicto).

Un supervisor de la misión, indignado por la inacción, filtró los informes a la prensa. Zeid lo instó a presentar su renuncia. Por este hecho Ban Ki-Moon solicitó una investigación por parte de un Panel Independiente, que -previo a restituir al funcionario- analizó las acciones del Alto Comisionado.

El reporte final del Panel Independiente indica que las acciones del Alto Comisionado fueron “cuestionables” que “denotaban parcialidad” y “deseos de ocultar lo que parecían ser problemas de filtración de información” y contribuyeron a “una enorme falla institucional”, que permitió la continuidad de los abusos.

Entre otros funcionarios, también fue investigada, Susana Malcorra, ex jefa de gabinete del Secretario General, que por este escándalo, renunció y fue directo al ministerio de Relaciones Exteriores del recién electo Mauricio Macri en Argentina.

4 Ya sabemos que su alteza tiene la mejor disposición de mundo a reunirse con la dirigencia opositora para quedarse con su versión de los hechos, pero es que también tiene estrechas amistades con personajes como Diego Arria, con quien compartió codo a codo cuando eran asesores en el International Center for Ethics, Justice and Public Life de la Universidad Brandeis, también, a mediados de los 90, ambos fueron enviados por la ONU a intervenir en los países de la ex-Yugoslavia y desde entonces han participado juntos en diversas conferencias.

El príncipe Zeid, voltea la mirada ante las víctimas de la guarimba, es a ellos a quienes tendría que escuchar así como escucha a los militantes de la oposición, y procurar encontrar la verdad.

No es de extrañar que las nuevas denuncias por parte del monarca estén vinculadas a la elección e instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, si a su alteza le molesta el texto constitucional que emane de dicha asamblea, podría proponer que se replique el modelo constitucional de la península arábiga, el cual debe complacer sus exigencias en materia de derechos humanos por no haberlo cuestionado, al igual que complace a los EEUU,  que coincide con el príncipe tanto en cuestionar la ANC venezolana como en estar complacido con el modelo político y el respeto a los derechos humanos en Arabia Saudita… también, junto a España,  ambos comparten vínculos comerciales con los saudíes. ¿Cuestionarían al gobierno de Venezuela el príncipe, Rajoy y Trump si Maduro replica el modelo político Saudita que han avalado?

ELABRELATA