Imagen: Captura Web

Doble vara para medir es lo que utiliza el medio El País, al referirse a las decisiones de las autoridades sobre dos Parlamentos en “desacato”: el de Venezuela y el de Cataluña.

En el caso venezolano, este fue declarado así por el Tribunal Supremo de Justicia, debido a la negativa a desincorporar tres diputados cuyas elecciones están impugnadas. Sin embargo la Asamblea Nacional no está “anulada”, sigue en funciones y los diputados siguen siendo diputados, y deben sesionar, pero sus decisiones no serán vinculantes hasta que rectifiquen la situación de desacato.

En el caso del Parlament de la Generalitat, es el gobierno de Mariano Rajoy, quien amparado en el artículo 155 de la constitución española, ha anunciado medidas que incluyen la disolución del parlamento catalán y la convocatoria a elecciones en un plazo máximo de seis meses, además del cese de funciones inmediatas del ejecutivo y posesión de estas por ministros del gobierno nacional.

Para El País las medidas para controlar el parlamento catalán son “el paso esperado ante el estado insurreccional”, a otro lado del océano, significa “consolidar la dictadura”:

ELABRELATA / MARIANA ROBERTI