Foto: tiwtter

Movimientos políticos y sociales y habitantes de la gran Caracas se movilizaron este lunes 14 de agosto hacia el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno Nacional, para manifestar rechazo a las nuevas amenazas intervencionistas proferidas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Este viernes el gobierno de EEUU avanzó en su arremetida contra el pueblo de Venezuela, al anunciar públicamente la posibilidad de una intervención militar entre las acciones a aplicar contra el país bolivariano, como castigo a decisiones soberanas como la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), escogida en elección directa y secreta por más de 8 millones de venezolanos.

“Tenemos muchas opciones respecto a Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesaria”, declaró este viernes el presidente Donald Trump, cuyo Gobierno aplicó sanciones económicas al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, como “castigo” por no haber suspendido la convocatoria del pueblo a la Constituyente, la mayor instancia de poder establecida en la Constitución de la República.

Ante el fracaso de estrategias como el golpe suave o la creación de condiciones para una insurrección, el imperio norteamericano “se ha quitado la careta para ir por la vía directa de la agresión militar” contra Venezuela, indicó el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, según Venezolana de Televisión (VTV).

“Es hora de que toda la humanidad se ponga de pie y entendamos que todas las guerras no tienen nobles propósitos”, dijo desde Fuerte Tiuna, Caracas.

ELABRELATA/RED58