Foto: Agencias

Este martes 5 de diciembre, la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) tiene previsto tomar una decisión sobre la participación del equipo de Rusia en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, que se disputarán en la ciudad surcoreana de Pyeongchang, tras varis discusiones sobre el dopaje de atletas rusos en los JJOO celebrados en la ciudad rusa de Sochi en 2014.

Las decisiones que viene tomando el COI contra los atletas rusos, imposibilitandolos inclusive de portar uniforme con los colores de la bandera de su país, enarbolarla cuando suben al podio y evitar en todo lo posible hacer referencia a que representan a Rusia en torneos internacionales, pertenecen a un conjunto de intereses políticos y económicos que forman parte de una campaña política contra Rusia, según Moscú.

Ahora según acusaciones sin argumentos, Rusia planearía boicotear los Juegos Olímpicos de invierno del 2018 en Pyeongchang, por esta razón el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, declaró en una conferencia telefónica con periodistas. “No, no está siendo discutido”.

“Estamos en contra de la violación de los derechos de nuestros atletas, la violación injustificada de los derechos. Pero al mismo tiempo Rusia sigue comprometida con los ideales del olimpismo”, agregó.

Asimismo, Reuters informó que Peskov dijo que la decisión de Rusia de no boicotear los Juegos fue tomada por el presidente Vladimir Putin y busca “preservar todos los posibles canales de cooperación y diálogo con el COI, así como con otras organizaciones deportivas internacionales”.

El COI ha vuelto a analizar todas las muestras de atletas rusos de los Juegos de 2014 tras las revelaciones de Grigory Rodchenkov, el exdirector del suspendido laboratorio antidopaje de Moscú, sobre una supuesta organización para encubrir muestras positivas de algunos competidores locales.

Las autoridades deportivas rusas han prometido apelar las suspensiones.

Altetas rusos suspendidos de por vida

Dos patinadores de velocidad rusos, Olga Fatkúlina y Alexánder Rumiántsev, fueron suspendidos de por vida de la participación en los Juegos Olímpicos. Anunciaron el pasado 24 de noviembre en comunicado el servicio de prensa del Comité Olímpico Internacional.

La decisión fue tomada por la comisión del COI presidida por Denis Oswald tras nuevas audiencias sobre el supuesto dopaje de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Sochi en el año 2014.

Según el comunicado, los atletas presuntamente son culpables de “infringir las normas antidopaje” del Comité Olímpico Internacional, por lo que están “descalificados”.

Una decisión injusta ha generado tristezas y decepciones en los atletas que no incurrieron a dopaje, pero que de igual manera fueron suspendidos sin opción a participar más en ninguna justa deportiva.

Por la razón antes mencioanda, Olga Potylítsyna, representante de la selección rusa de skeleton en los Juegos Olímpicos de 2014 en Sochi, quien fue descalificada de por vida, expresó: “Me duele. Tengo ganas de gritar que no soy culpable”.

La atleta, concedió una entrevista a RT, donde reveló el duro momento que está viviendo tras conocer la medida punitiva del COI, que la tomó completamente por sorpresa.

“Incluso aquellos que son atrapados al utilizar dopaje” y que “confiesan su falta” tienen la oportunidad de “volver a competir tras cumplir con el castigo” temporal, mientras que “a nosotros nos descalificaron de por vida“, se lamentó Potylítsyna y manifestó que no entiende “por qué el COI tomó semejante decisión”.

Por otra parte, otros tres atletas sancionados como Alexánder Kasianov, Alexéi Pushkarev e Ilvir Juzin no podrán participar en ninguna competición posterior, comenzando con los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018.

Asimismo, el COI apartó de los JJ.OO. de por vida al skeletonista ruso Serguéi Chudínov y a los ganadores del oro en bobsleigh Alexéi Negodailo, Dmitri Trunenkov y Alexánder Zubkov.

“Todo estaba en el marco del mismo escenario”

Por su parte, el jefe de la Federación Rusa de Bobsleigh, Alexánder Zubkov, afirmó a RIA novosti que durante las audiencias del COI sobre los deportistas rusos se veía que “planificaron las decisiones de antemano” a pesar de que algunos de los jugadores rusos incluidos en la lista “no tenían arañazos” en las probetas que utilizaban para las pruebas de dopaje.

“Todo estaba en el marco del mismo escenario, y ninguno de nuestros argumentos fue escuchado ni tomado en cuenta”, señaló Zubkov, campeón de bobsleigh en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, quien también fue apartado de las competiciones.

Por ahora, solo queda al resto de atletas rusos esperar sobres las decisiones finales del COI de este martes 5 de diciembre y las reacciones de Rusia en defensa de los deportistas, abogando por la justicia y en negación a los constantes ataques de diferentes organismos mundiales que culpan a Rusia de los males que los aquejan.

Nadadora rusa Yulia Efimova tras abucheos del público en JJOO Río 2016. Foto: Agencias

ELABRELATA / AGENCIAS

Compartir