hugo-chavez-tareck-el-aissami

Tareck El Aissami, diputado  a la AN (2005), segundo diputado más votado en la historia de Venezuela, Ministro de interior y Justicia (2008-2012), gobernador del Estado Aragua (2012-2016), y actualmente vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela (2017), no solo hizo historia posicionando a Venezuela como la gran referencia internacional en la lucha contra el narcotráfico aunque los EE.UU no lo reconozca así, sino que además ha demostrado su inquebrantable lealtad a Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Durante su gestión como ministro de Interior y Justicia y aunado a que en el 2005 cuando Venezuela se desvincula del convenio de cooperación con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), durante el gobierno de Chávez, los resultados en la lucha contra el narcotráfico  mejoraron notablemente, después de 11 años Venezuela ha triplicado el decomiso de drogas, nunca antes durante 40 años de gobiernos de derecha había existido una política integral antidrogas como la de la gestión del ahora vicepresidente de la República.

El Aissami, colocó tras las rejas más de 75 capos internacionales del narcotráfico solicitados por Interpol y se incrementó la cantidad de incautaciones realizadas en materia de drogas, elevándose en el 2011 a 42 toneladas de estupefacientes.

capturados

Es el fundador de la Policía Nacional Bolivariana, cuerpo de seguridad vanguardia en el cambio del esquema policial del país y que deja atrás el modelo represivo.

En su gestión se creó el Consejo General de Policía y la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, presidió la Comisión Presidencial para el Control de Armas Municiones y Desarme y la Comisión Presidencial de Refugios Dignos.

Resulta curioso que entre 2002 y 2005 cuando la DEA tenía presencia en el país, no se capturó ni a un solo jefe de carteles del narcotráfico, mientras que desde 2006 hubo un aumento significativo de más del 60 por ciento en la efectividad de la incautación promedio por año, en comparación de cuando esta mantenía operaciones en el país, lo que suman un total de 102 capos y 21 extraditados a EE.UU, durante las acciones de seguridad y defensa implementadas por Tarecl el Aissami como ministro.

Correo-del-Orinoco-P7-25ENE2012-540x628

 Entre algunos de los narcotraficantes internacionales capturados durante su mandato circulan: Diego Pérez Henao; Maximiliano Bonilla, alias “El Valenciano”; los hermanos Héctor y Nelson Buitrago Parada, alias “Martín Llanos” y “Caballo”, el colombiano Daniel Barrera Barrera, alias “el loco” y el italiano Genco Fara Vito, acusado de ser uno de los integrantes de la mafia siciliana, la Cosa Nostra.

   Uno de los golpes más importantes del país al narcotráfico que se hizo sin la injerencia de Estados Unidos, fue la detención del principal capo colombiano Daniel Barrera Barrera, alias “El Loco” Barrera, jefe de una organización que se calcula envió en los últimos años a Estados Unidos y Europa más de 900 toneladas de cocaína.

tareck_loco_barrera

Tareck ha sido uno de los más destacados, entre las mujeres y hombres de la revolución venezolana, que ha perseguido y liquidado la corrupción en todas sus formas, para la profundización del socialismo bolivariano, llevó a Venezuela como único país en el continente que ha promulgado una ley para intercepción, inutilización, inmovilización y disuasión de aeronaves que sirven al tráfico internacional de drogas.

Además que en base al informe anual entre los años 2008-2011, sobre materia de las Naciones Unidas, Venezuela arribó a ser el quinto país en el mundo con más decomiso de drogas.

Solo durante el 2011, se destruyeron 45 pistas clandestinas, 21 aeronaves y 17 laboratorios utilizados por narcotraficantes en el estado Zulia, Táchira y Apure, limítrofes con Colombia.

En contexto

Los recientes ataques a la figura del vicepresidente de Venezuela, dan demostración de su voluntad inquebrantable en la lucha contra el narcotráfico ya que un gran porcentaje de las entradas de divisas a EE.UU provienen del comercio de drogas y la postura firme ante la guerra económica instaurada en el país, al tiempo que ratifica su determinación de seguir llevando adelante una política soberana en este nuevo frente de batalla, cuyos resultados están a la vista de la comunidad internacional.

ELABRELATA / ALEJANDRA BARRIOS