Foto: @TarekWiliamSaab

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ha tomado una decisión justa, constitucional y necesaria: el nombramiento de Tarek William Saab como Fiscal General de la República, luego de la suspensión de la anterior Fiscal Luisa Ortega Díaz, por parte del Tribunal Supremo de Justicia y su remoción del cargo por la ANC.

Este lunes, en una rueda de prensa, Saab expuso todas las irregularidades cometidas por la ex Fiscal, que más allá de ser faltas graves (reiteradas declaraciones falaces, obstaculización de la justicia, cierre de oficinas de atención a la víctima, injuria, entre otros) ha tenido la consecuencia de ser uno de los factores promotores de la extrema violencia vivida en el país en los últimos meses, alentando además una oleada de crímenes de odio.

“Estoy convencido que todas las declaraciones de la Fiscal Luisa Ortega atentaron contra la paz de la república, tengo la convicción como la tienen millones de venezolanos, no solo dañaron la institucionalidad, sino colocaron en grave peligro la paz ciudadana ya que las declaraciones fueron acompañadas por una serie de acciones”, aseguró el Fiscal General.

A lo interno del Ministerio Público, también se hace necesaria una reorganización y evaluación profunda del organismo -recordemos este video donde dos funcionarios riñen por dinero presunto dinero mal habido-, Saab desmintió las matrices de ciertos políticos y medios de comunicación que buscaban generar escándalo público asegurando que el nuevo Fiscal no seria recibido en la institución o incluso sería atacado:

“Debo decir que más bien, tanto empleados de este edificio (..) e inclusive fiscales superiores de todos los estados (…) han tenido a bien ponerse a la orden”

El Ministerio Público, importante componente del Poder Ciudadano, deberá ahora asumir un rol pacificador de la nación en tiempos de gran conflicto político -aún y cuando la violencia de calle mermó desde la elección de la ANC- a través de la celeridad, la imparcialidad, y la imputación de todos aquellos que cometieron crímenes atroces en estos meses de violencia promovida desde sectores de la oposición.

ELABRELATA