Captura: Twitter

La noche de este jueves 13 de julio apareció en Altamira el prófugo Oscar Pérez, el terrorista armó un nuevo show, para dar secuencia a su primera aparición desde un helicóptero cuando atacó a tiros el pasado 27 de junio las sedes del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz y el Tribunal Supremo de Justicia, ambas ubicadas en Caracas.

Pérez  declaró a la prensa en su mayoría internacional, que se encontraba en el lugar, cubriendo la marcha nocturna convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Llamando a un gran trancazo el 18J después del “plebiscito” que ahora llaman “consulta popular” del domingo 16J, “trancazo el 18 de julio, hora cero, sin retorno”, expresó.

Con un tono de voz sobreactuado y una actitud arrogante Pérez busca posicionarse entre quienes rechazan al Gobierno de Nicolás Maduro, saliendo como una opción alternativa al fracaso de los líderes de la MUD.

Las redes sociales lo resaltan por las actuaciones deplorables de la derecha violenta y la alta conciencia lo reconoce como un mal actor, que salió de la oposición para buscar distraer el escenario de muerte y destrucción que han plantado en más de 100 días de calle caliente.

ELABRELATA / HAYLEÉN LEÓN