Foto: @AgenciaTelam

Un conjunto de organizaciones sociales y funcionarios franceses realizaron este martes una serie de protestas contra la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Emmanuel Macron.

Sin embargo, los manifestantes fueron reprimidos este martes cuando salieron a las calles. Según afirman testigos presenciales, han habido actos de violencia entre los cuerpos policiales y los manifestantes.

De esta manera, el sector laboral había anunciado una serie de paros que afectan a todos los transportes.

En su convocatoria, las organizaciones sindicales consideran “inaceptable” que su poder adquisitivo se vaya a ver perjudicado y que haya un recorte previsto de cerca de 120.000 puestos en su sector.

De esta manera, por primera vez en diez años, todos los sindicatos de la función pública se unieron para denunciar los efectos negativos de los planes del Ejecutivo sobre su sector.

La protesta, que invita a tomar las calles a unos 5,4 millones de trabajadores, repercutirá especialmente en el transporte, por lo que la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) recomendó a las compañías aéreas reducir el 30 por ciento de los vuelos previstos para este martes.

Asimismo, todos los profesores han sido convocados también por sus respectivos sindicatos, en una jornada en la que también están llamados a manifestarse los agentes de las fuerzas del orden o el personal sanitario.

Los sindicatos exigen “una verdadera negociación salarial”, que se traduzca en un “verdadero reconocimiento” de su trabajo y en la consecución de los medios necesarios para poder ejercerlo.

ELABRELATA

Compartir