Foto: Agencia

El ministro de Petróleo y Minería y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Manuel Quevedo, aseguró en la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de los países No OPEP que la economía del país es víctima de un “sabotaje” orquestado para hacer caer la producción  de crudo.

“Hemos tenido que detener a más de 20 personas que han estado involucradas en un plan de sabotaje de la producción”, denunció la autoridad venezolana en el evento, que tiene lugar en Viena, capital de Austria.

Detalló que este plan no es primera vez que se ejecuta en el país. Advirtió que el objetivo es reeditar el paro petrolero que en el 2002 y 2003 se planificó en contra el entonces presidente Hugo Chávez.

“Este plan de sabotaje quería hacer lo que sucedió en Venezuela en el 2002 y 2003, que fue un golpe orquestado en contra del presidente Hugo Chávez. Esta vez estaban haciendo toda una planificación para ir declinando la producción”, señaló.

Asimismo, informó que actualmente el país con mayores reservas de crudo del planeta, produce cerca de 1,9 millones de barriles diarios, tras registrar una caída de más del 23 por ciento entre enero de 2016 y octubre de este año.

El ministro comunicó a través de sus redes sociales que el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, “reconoció el el impulso del presidente Nicolás Maduro en la Declaración de Cooperación entre Países Participantes de la OPEP y NO-OPEP, para estabilizar y desarrollar el mercado petrolero”.

Venezuela asumió este jueves la vicepresidencia de la 173º conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

ELABRELATA